El TDAH apareció en mi vida hace 20 años con la llegada a la familia de un nuevo miembro, mi sobrino. Por aquel entonces no estaba tan de «moda» este trastorno y habían muy pocos diagnósticos. En el año 2010 la casualidad quiso que entrara a formar parte de la Asociación ANDHA (Asociación TDAH Elda) y durante los 5 años que estuve desempeñando el papel de coordinadora, tuve la ocasión de conocer y trabajar con muchas familias cuyos hij@s estaban diagnosticados de TDAH y otros trastornos relacionados con las dificultades de aprendizaje.

El reto que la vida me planteaba ante las necesidades de las familias, despertó en mí la curiosidad y las ganas de aprender para poder prestarles mi ayuda. Desde entonces no he dejado de formarme y tengo la gran suerte de poder «aprender» de tod@s y cada uno de los niñ@s con los que trabajo y de la relación con sus familias.